Barcos teledirigidos baratos

En este artículo te voy a mostrar un listado de los mejores barcos radiocontrol con diseño de velero del momento. Gracias a este listado seguro que te será un poco más sencillo elegir el barco velero que quieres poder tener en tu poder.

Velero Catamarán radiocontrol

Comienzo el listado hablando de un barco que te dará más de una alegría. No solo te lo recomiendo por su diseño, el cual en mi opinión es muy bonito, sino por sus características.

Es un barco que tiene un radio de acción muy amplio y es bastante potente y resistente. No hay que olvidar que el mástil como la pluma han sido fabricados con fibra de vidrio. Esto hace que sea resistente y ligero a su vez. No olvidemos que cuenta con un tamaño de 40 cm, es decir, es una embarcación realmente curiosa e interesante.

Barco con radiocontrol a batería

Otra opción que seguro que te interesa es esta. El velero es un poco más pequeño que el anterior, pero para tu disfrute o el de los más peques de la casa será suficiente.

En este caso vemos como el acabado es RTR. Y a pesar de su pequeño tamaño, el mismo cuenta con todo tipo de detalles, es decir, cuando no lo estés usando podrá ser una maqueta realmente bonita para tu habitación. Cuenta con un sistema de doble protección para evitar que el agua pueda entrar en el interior del barco y estropearlo.

Barco RC eléctrico

Si te gustan los veleros y quieres conducirlo, aunque sea en miniatura, esta opción también se presenta como una muy buena alternativa para ti. Cuenta con un tamaño de 65 cm, lo que hace que tenga un tamaño perfecto para llevarlo a cualquier sitio sin que ocupe demasiado espacio.

El barco ha sido fabricado pensando en un buen deslizamiento sobre las aguas tranquilas. Es decir, puede ser un barco perfecto para navegar en aguas de una piscina, lago o de un río sin apenas corriente. En ningún caso lo deberás meter en el mar. Ha sido fabricado en ABS de alta calidad, esto lo convierte en resistente, pero no al oleaje.

Barco radiocontrol con 2 motores

Si buscas un barquito pequeño para iniciarte en este mundo o para que tus hijos jueguen, no lo dudes y compra este modelo. La inversión será muy pequeña y los resultados serán buenos. Podrás disfrutar de muchas horas de diversión con este pequeño barco de vela.

Su medida es de 38 cm de longitud, a la vez que cuenta con 2 pequeños motores. A esto hay que añadir que ha sido fabricado en plástico, es decir, no es muy pesado, mientras que el mando a distancia es bastante fácil de usar. Eso sí, hay que tener cuidado de no hundirlo porque puede dejar de funcionar.

Barco radiocontrol para iniciación

Este barco velero te gustará a ti como a tus hijos. En primer lugar quiero dejar claro que su diseño me encantó, pero a esto hay que añadirle otros puntos positivos. Por ejemplo, es un velero compacto, fácil de transportar y sobre todo fácil de manejar una vez que lo ponemos en el agua. Esto es posible gracias a que su mando a distancia es sencillo y tiene una buena frecuencia de emisión. Recuerda, la señal funciona a través de la emisora 2.4 Ghz. Esto hace que sea una muy buena opción si quieres comenzar a disfrutar de tu primer barquito radiocontrol. También incluye un soporte para que lo puedas tener en la habitación en forma de maqueta mientras no lo usas.

Velero teledirigido Micro Magic

Es una opción que no la recomiendo para novatos, sino para personas que estén un poco más especializadas en este mundo. No lo digo porque el precio sea superior, sino porque es un barco de mayor calidad que merece la pena ser usado cuando ya hay conocimientos previos.

Este barco velero cuenta con una pluma 0.20 inch de 5 mm, lo cual facilita bastante el movimiento y la dirección. A esto hay que añadir que buena parte de este ha sido fabricado con ABS, a lo cual se ha añadido puntos de fibra de vidrio para conseguir que el barco consiga una muy buena estabilidad. Es una muy buena opción para usar cuando haya viento moderado y las aguas estén bastante tranquilas.

Barco radiocontrol ligero

Otra opción interesante para las personas que quieran disfrutar de una embarcación de calidad que funcione a través de control remoto. Como puedes ver, el diseño salta a la vista, el modelo apuesta por el blanco y el rojo.

El mismo es muy ligero, pero a pesar de esto, te puedo asegurar que es muy estable. Puede estar seguro de que te dará muy buenos resultados a la hora de ponerlo en el agua, sin olvidar que las partes internas del barco están muy bien protegidas. Así no se te estropeará. Las velas también son muy resistentes y con una buena combinación de aire y motor los resultados serán muy divertidos.

Velero radiocontrol Racing Carbon

Barco radiocontrol Micro Magia

Otra opción realmente interesante para los profesionales es este barco. El mismo ha sido fabricado con ABS de alta calidad, el cual ha sido moldeado para conseguir mejores resultados. A esto hay que sumar CNC. Me gusta que la quilla de la aleta y el remo hayan sido reforzados con un plus de plástico para conseguir una mayor estabilidad y calidad de la embarcación. Y recuerda, a pesar de su ligereza es muy resistente.

Barco radiocontrol Orion de fibra de vidrio

Éste es una de las mejores opciones por calidad precio en estos momentos. El barco es de buena calidad gracias a que ha sido fabricado con ABS, fibra de vidrio y Kiel. Todo esto hace que en su conjunto sea muy interesante.

Eso sí, el mismo te vendrá desmontado, pero te puedo asegurar que te será muy fácil de montar, gracias a que cuenta con un rápido ensamblaje. La vela también es bastante amplia, por lo que si navegas con el velero en un día con viento ligero, ese viento también se aprovechará para reducir el consumo de energía que necesitará el motor.

Consejos para comprar el mejor velero radiocontrol

Si tienes claro que quieres tener un buen barco velero radiocontrol para poder disfrutar de los beneficios que tiene jugar con este tipo de embarcaciones, ahora es el momento de mirar una serie de pautas para conseguir tener la seguridad de poder realizar una buena compra.

Para comenzar, el diseño es uno de los apartados más importantes. Nunca compres un barco que no te llame la atención porque lo más seguro es que lo guardes y no lo vuelvas a sacar tras haber jugando un para de veces con el barco. Además, si el diseño te gusta, lo más seguro es que lo dejes en la habitación como maqueta. Así le podrás sacar el máximo provecho mientras no lo usas.

Pero no todo es el diseño, de aquí que te tengas que fijar en otros apartados para conseguir unos buenos resultados con tu compra.

Para comenzar te recomiendo mirar los materiales con los cuales ha sido fabricado. El objetivo es el de conseguir que sea lo más ligero posible y así puedas disfrutar de una buena navegación. Eso sí, no olvides que este tipo de barcos solo deben ser usado en aguas tranquilas ya que la potencia del motor y su resistencia no es demasiado elevada. Los materiales también son importantes para conseguir que el barco no se rompa ante los pequeños golpes. Y no olvides mirar si el interior de la embarcación está bien protegida. Ten en cuenta que si el agua llega a la batería y el motor, lo más probable es que se estropee y no vuelva a funcionar. Si el barco va dirigido a niños pequeños, no olvides recordarles que no lo pueden hundir si quieren seguir jugando con el modo radiocontrol.

El mando a distancia es otro punto que debes mirar, dependiendo el uso que le vayas a dar. Si el barco va a ser conducido por un niño pequeño, asegúrate que el mando sea sencillo de manejar para que tu hijo no se aburra.

Otro de los puntos que debes valorar son las baterías. No todos los modelos cuentan con las mismas baterías y por ello no todos van a durar el mismo tiempo. Si quieres disfrutarlo al máximo, asegúrate que la autonomía sea lo más grande posible. En ocasiones merece la pena pagar un poco más pero tener la seguridad de estar realizando una buena compra.

Y no olvides, si quieres ahorrar, lo mejor que puedes hacer es comprar el barco radiocontrol barato a través de internet. Así pagarás el precio justo por el barco y no tendrás que pagar más dinero por el mismo, cosa que pasará si lo compras en las tiendas tradicionales.

Compartir